Ya lo hemos dicho antes: en gustos no hay nada escrito, pero siempre existe una tendencia. Ellos, también tienen sus posiciones de preferencia así que en esta ocasión, daremos tribuna a una de las mejores guías para poder complacerlos. Busquen lápiz y papel.

El perrito

La posición indiscutida como número uno, en todos los blogs, post de sexo y comentarios de nuestros silenciosos. La mujer “en cuatro patas” lidera el ranking de las favoritas de los varones. ¿Por qué? fácil, porque la postura del perrito y todas sus variantes les permite tener el control.

El sometido

El hombre se acuesta boca arriba y la mujer se sienta encima de él pero dándole la espalda (vaquera inversa). ¿Por qué les encanta? Porque tienen una visión directa de tu cola. Además, puedes poner más candente las cosas buscando contacto visual: girar la cabeza y una miradita por encima del hombro lo va a dejar loquito.

El misionero

La tradicional, la básica, un clásico de clásicos, por lo mismo nunca falla. En esta posición, la mujer está abajo con las piernas entre abiertas y el hombre sobre ella. La posición le da más libertad en los movimientos al hombre, por lo que muchas mujeres se preguntarán: ¿y yo qué hago?, ¡vamos! hay que ponerle ganas.

Patita al hombro

Bueno, ¿la descripción lo dice no? tú de espaldas, tu hombre frente a ti y tus patitas sobre los hombros. Cuanto más alto subas los pies, más adentro llegará él y será mucho mejor para los dos. Además, esta posición tiene un plus: él puede mirar todo, tener el control y por consecuencia, aumentar la excitación. 

joshua-rawson-harris-6PROVhY2Yq4-unsplash

Aunque este listado está pensado en ellos, tú también sales ganando

matheus-ferrero-ORH5JIynatE-unsplash

Entre las clásicas como el misionero o las más extravagantes como el helicóptero. ¿Cuál prefieres?

joshua-rawson-harris-6PROVhY2Yq4-unsplash
matheus-ferrero-ORH5JIynatE-unsplash

“Hay para todos los gustos. Eso sí, los clásicos nunca fallan.”

El loto

Para practicar esta posición, el hombre debe sentarse arriba de la cama y cruzar las piernas. Tú tienes que sentarte frente a él, encima de sus muslos y abrazarlo con tus piernas, ¡Listo!.

Posturas de pie

Están entre las favoritas. Suelen ser súper excitantes y los hombres sienten que tienen el control, en especial cuando la mujer está contra una pared. Un agregado interesante es hacerlo cerca de algún espejo para ver los movimientos de los cuerpos reflejados. (Ufff!!)

La cucharita

Para los regalones: la mujer se acuesta de costado, con las rodillas formando un ángulo de 90 grados y el hombre se acuesta de la misma forma detrás de ella. Un perfecto rompecabezas.

La mujer arriba

Él se acuesta y tú, lo miras a los ojos y te sientas encima. Es la mejor postura para que la mujer alcance el orgasmo, pero también tiene grandes ventajas para los chicos: se pueden relajar y disfrutar por completo del placer además de tener palco visual. Todas las atenciones para un rey.

Del molino o del helicóptero

Tal vez no es de las más conocidas pero definitivamente lo vas a sorprender. Ponle velocidad a esto porque lo que tienes que hacer es lo siguiente: el hombre se acuesta boca arriba y tú, te sientas sobre él usando su pene como eje. De ahí, sacas todos tus dotes de gimnasta olímpica y te das una vuelta de 360 grados.