Aunque este libro es del siglo I, son muchas las nuevas versiones y las revisiones que se han hecho de él. Sí, el Kamasutra está en continua evolución y es por eso que son muchas las posturas que quizás no conoces.

Durante estos días se ha estado hablando mucho del ‘Hamaka-Sutra’, una nueva técnica para practicar sexo sobre una hamaca. Exacto y tal como lees: cualquier lugar es bueno para probar nuevas posturas (aunque sobre una hamaca la cosa se puede complicar bastante).

Además de esta nueva tendencia, hay posturas que la gente ha querido popularizar de la nueva versión del ‘Kamasutra’ y que tienen que ver con el sexo oral. Al ’69’ le ha salido competencia, ya que hay dos nuevos números que se están poniendo de moda: el ’68’ y el ’42’. El primero es muy parecido al ’69’ pero en esta ocasión, la mujer está boca arriba sobre la pareja, recibiendo todas las atenciones, sin dar ella nada a cambio. El 42, en cambio, es perfecto para los hombres:ellos se sientan en una silla o cama como formando un 4, y la otra persona, de rodillas, formando un 2 y practicando sexo oral. A diferencia del ’69’ estas dos posturas son un poco egoístas, ya que hay una persona que da sin recibir absolutamente nada.

timothy-dykes-GYnP_xp8wTo-unsplash

Quizás sería conveniente echar un vistazo y repasar las posturas míticas y las que se han ido incorporando con el paso del tiempo

timothy-dykes-GYnP_xp8wTo-unsplash

“Quizá sería conveniente echar un vistazo y repasar las posturas míticas y las que se han ido incorporando con el paso del tiempo”

Las posiciones olvidadas del Kamasutra a las que deberías darles una oportunidad

Además de estas novedades, el Kamasutra clásico ofrece más variedades aparte de ‘la flor de loto’, la posición de ‘la mariposa’ y el antes mencionado ’69’. Quizá sería conveniente echar un vistazo y repasar las posturas míticas y las que se han ido incorporando con el paso del tiempo. Como ‘la cascada’ una de las propuestas más complicadas para las relaciones sexuales pero que promete placer y emoción a partes iguales. O ‘el escalador’, demostrando que una escalera puede ser el sitio idóneo para innovar en las relaciones.

Aunque sobre el sexo aún no está todo escrito y que en gustos no hay nada escrito, lo mejor para poner en práctica cualquier postura del Kamasutra es que cada persona le de su propia visión y punto de vista, se relaje, lo disfrute y deje llevar.