¿Te imaginas despertar un día por la mañana, que tu compañera/o de cama te diga que estuvo increíble lo de anoche, que le encantaría repetirlo al desayuno y tú no te acuerdes de nada?

La sexomnia es hacerlo mientras duermes, de la misma manera en la que un sonámbulo se levanta a media noche a buscar un sándwich inconsciente y al día siguiente no entiende por qué hay pepinillos en sus sábanas.

La sexsomnia se considera un tipo de parasomnia, un comportamiento o experiencia que ocurre durante el sueño profundo. Ojo que no se considera sexsomnia tener sueños eróticos, porque no involucran acciones físicas aparte de la excitación.

La mayoría de las investigaciones disponibles, ha concluido que los episodios de sexsomnia ocurren principalmente durante el movimiento ocular no rápido (NREM), en la etapa sin sueños, la más profunda del ciclo del sueño.

couple-731890_1920

Al igual que con otras parasomnias, es causada por una interrupción mientras el cerebro se mueve entre los ciclos de sueño profundo

couple-731890_1920

“La sexsomnia se considera un tipo de parasomnia, un comportamiento o experiencia que ocurre durante el sueño profundo”

Síntomas

Puede ocurrir al mismo tiempo que otras actividades de parasomnia, como el sonambulismo o el síndrome de piernas inquietas y los síntomas más comunes incluyen: acariciar o frotar, gemir, respiración pesada y ritmo cardíaco elevado, masturbación, empuje pélvico, relaciones sexuales, orgasmo espontáneo y no recordar actos sexuales, entre otros.

Al igual que con otras parasomnias, es causada por una interrupción mientras el cerebro se mueve entre los ciclos de sueño profundo. Estas perturbaciones a menudo se llaman despertares de confusión. Lo bueno es que a la fecha, tan solo se registran 94 casos, desde el primero, en 1986.