La verdad sobre los condones

Existe una regulación en los condones: estos deben estirar hasta 7 veces su tamaño usual (como norma internacional) y además, deben soportar 39 newtons. ¿Newtons?, ¿como Isaac Newton? Efectivamente. En física, es la unidad de medida de la fuerza en el sistema internacional de unidades por lo tanto, no es cualquier invento. Además, deben resistir 18 litros de aire como mínimo.

Despídete de las pastillas

Gracias a las endorfinas, el sexo es considerado como analgésico para dolores de cabeza y migrañas. Con esto, no tendrás que arrancar a la farmacia a buscar un medicamento sino que más bien, pedirle a tu compañera/o un poco de empatía para que se acabe el malestar. Además de terminar sin dolor, todos felices.

Tu corazón se entrega a la actividad

Los latidos cardiacos comienzan a acelerarse desde el minuto 1: primero al ver a la persona, después al besarse, luego al quitarse la ropa… todo para finalizar como todos sabemos que acaba. Cuando llega la pasión, tu corazón puede llegar a tener hasta 180 pulsaciones por minuto durante el orgasmo.

alexander-krivitskiy-EESRxtouobk-unsplash

Tu corazón puede llegar a tener hasta 180 pulsaciones por minuto durante el orgasmo

max-libertine-mb9VpNB8C5s-unsplash (1)

La mejor zona erótica calificada por las mujeres es: el cuello

alexander-krivitskiy-EESRxtouobk-unsplash
max-libertine-mb9VpNB8C5s-unsplash (1)

“Gracias a las endorfinas, el sexo es considerado como analgésico para dolores de cabeza y migrañas”

Pequeños grandes placeres

Si de orgasmos hablamos, la duración no es tan larga como la mayoría quisiera: El orgasmo masculino llega a durar en promedio de 6 a 15 segundos. Una lástima. ¿El de la mujer? Cerca de 18 segundos, aunque puede tener múltiples. 

Punto G

Cuando una mujer se encuentra en el máximo punto de excitación, el clítoris puede doblar su tamaño y el buscado punto G se transforma llegando a medir el tamaño de una almendra.

El mejor lugar

Otra curiosidad del sexo, es que la mejor zona erótica calificada por las mujeres es: el cuello.

El primer vibrador

Ya te hablamos de esto en otro post: a causa de la “histeria” de las mujeres y su necesidad de masajes pélvicos para “curarla”, un brillante médico inglés lo inventó en el siglo 19. De ahí lo que ocurrió con el surgimiento del porno, es otra historia.

Sabores

El sabor del semen está relacionado directamente a la dieta que consume el hombre. Muchos aseguran que si su alimentación tiene gran variedad de frutas, su sabor mejora.

Besos, ¿peligrosos?

En un beso intenso se pueden llegar a intercambiar hasta 40 mil bacterias. Aunque la saliva tiene beneficios desinfectantes, algunos virus como el de la gripe pueden ir y venir de boca en boca, literal.