Hay muchos misterios que el ser humano ha intentado develar históricamente, principalmente, en lo que concierne a sexo.

Saber qué le gusta a las mujeres es difícil, porque muchas de ellas se acomplejan al hablar de su sexualidad de forma abierta y relajada: son un tabú en sí mismas. Es por esta razón, que descifrar el acertijo de sus preferencias en la cama se ha transformado siempre en un no sé qué, un “qué sé yo”.

¡Pero! como en todo orden de cosas, siempre hay estudios serios en lo que se quiera aprender y obviamente, alguien se tomó el tiempo de investigar meticulosamente sobre cuáles son las posiciones sexuales preferidas por ellas. Claro que en gustos no hay nada escrito, pero por algo existen las tendencias.

Así que a buscar lápiz y papel para tomar nota porque ¡Atención! no es sólo una.

  •  Vaquera inversa

Los hombres son fans de esta posición porque les permite tener – definitivamente – la mejor vista. A las mujeres también les gusta porque les permite ir a su ritmo y controlar el proceso, esto es: velocidad, profundidad y ángulo de penetración. La mujer además, experimenta una gran liberación de estrés al ser ella quien domina la situación.

  • Amazona

Similar a la “vaquera inversa” pero a la vez diferente porque permite mirar a los ojos a la pareja durante el acto. También permite a ambos observar las reacciones del otro durante el sexo. Ver el rostro del acompañante intensifica las sensaciones y amplifica el clímax.

  • El perrito

Esta postura es de las más aclamadas porque le encanta tanto a hombres como a mujeres. Esta posición es sumamente carnal, animal e instintiva, justo lo que es el sexo. Los que la practican, sacan su lado instintivo y se olvidan de prejuicios. Lo más importante es la logística: demasiado cómoda para ambos.

¡Eureka! Misterio resuelto. Ahora, puedes aprovechar esta noche para practicar.