¡No esperes milagros! los tragos sí que ayudan, pero recuerda que la pega más importante, es tuya.

El objetivo de las bebidas y comidas afrodisíacas es el de estimular el organismo a través de una mejora en la circulación y el aumento de hormonas que nos ayudan a ponernos en onda, además de mejorar nuestra disposición física y mental.

Ojo, ¡no esperes milagros! los tragos sí que ayudan, pero recuerda que la pega más importante es tuya, donde tu actitud y capacidad de seducir son importantísimas para que el desenlace sea el esperado.

Sangría de kiwi

Haz una sangría utilizando vino blanco, menta fresca, moras y kiwi para lograr un potente afrodisíaco tanto para hombres como mujeres.

Absenta

Esta bebida es un extracto del ajenjo, que fue muy utilizada en Europa con fines afrodisíacos, sobre todos por las más altas elites intelectuales.

Cóctel de cardamomo

El cardamomo es un elemento natural utilizado contra la impotencia y para incluirlo en una bebida afrodisíaca solo debes tener a mano ginebra, jarabe de rosas y un poco de cardamomo.

Mango y jengibre

Esta bebida es ideal para aquellos que no les gusta el alcohol y además, es muy fácil de hacer: solo debes tener a mano jugo de mango y agregarle un poco de jengibre al gusto.

Vino

Los amantes del vino pueden potenciar sus efectos afrodisíacos si le añaden elementos como canela, clavo, vainilla y azúcar.

Limón picante

En un poco de ginebra o vodka, coloca una trozo pequeño de ají y mejora el sabor con miel y limón.

Chocolate

El chocolate contiene ciertos componentes que mejoran nuestro humor; así que puedes optar por una mezcla de chocolate amargo, clavo de olor y canela para conseguir una bebida afrodisíaca.