Pocos hombres lo saben, pero el clítoris es el órgano sexual femenino por excelencia.

A medida que pasa el tiempo, vamos evolucionando en cuanto a ciencia, tecnología y percepciones sociales. Esto, nos ha permitido derribar grandes mitos y descubrir verdades revolucionarias como por ejemplo, que el clítoris es el encargado de otorgar el máximo placer a la mujer en el sexo, mucho más que la penetración.

Es el mejor para el orgasmo 

Si bien los orgasmos vaginales existen, sólo un 30% de mujeres consigue tener un orgasmo únicamente con penetración. El resto requiere algún tipo de estimulación directa del clítoris para conseguir el orgasmo.

Es más grande 

Solo un cuarto del clítoris es visible, mientras que el resto está dentro del cuerpo: la cabeza y el capuchón están por fuera y el tejido eréctil, glándulas, bulbos vestibulares y pilares, dentro.

Parecido a un pene 

Aunque no te lo puedas imaginar, en el momento en que eras un feto tu cuerpo tenía los mismos genitales que los del sexo contrario. Por esta razón, el clítoris y el pene están hechos de lo mismo, pero son diferentes. Se comporta igual: se erecta cuando se excita, pero no es visible.

sharon-mccutcheon-AgOZ88BuyMI-unsplash

Igual que un pene

sharon-mccutcheon-AgOZ88BuyMI-unsplash

“La palabra clítoris viene del griego kleitoris, y significa “llave””

Sólo sirve para el sexo 

Como bien lees, el clítoris no tiene otra función más que dar placer sexual a la mujer. Si bien las mujeres tienen varios puntos de placer, muchos de ellos tienen otras funciones, mientras que éste no.

Son diferentes

Como todo en la naturaleza, hay variedad. Hay clítoris pequeños, grandes, más escondidos o menos. Algunos aumentan su tamaño cuando una mujer está excitada, otros no son muy sensibles y necesitan mucha presión. Por eso, es importante que las mujeres conozcan su propio cuerpo para conocer la mejor forma de recibir placer.

Dato cultural

La palabra clítoris viene del griego kleitoris, y significa “llave”.

No envejece 

Una vez que la mujer alcanza la madurez en su desarrollo, el clítoris mantiene su sensibilidad por siempre, por lo que tendrá la misma capacidad de llegar a un orgasmo a los 30 y a los 95.

El cerebro lo mueve 

El orgasmo de una mujer se produce gracias a nervios de seis tejidos diferentes. Cuando los impulsos nerviosos del clítoris llegan al cerebro se produce un orgasmo, pero estas vías son diferentes en cada mujer.

Se ejercita

Caminar todos los días veinte minutos, aumenta la congestión genital de una mujer en un 168% y el efecto persiste por horas.